Categoría: Blog

Señores que venden droga en Navidad

La que se ha liado por un puto anuncio. Es lo que tiene cuando cedes espacios públicos a empresas privadas. Vendes tu alma al diablo. Plata o plomo. Lo que pasa es que en este caso el diablo en cuestión cuenta con nuestro querido afecto. Esa estima que idolatra a los narcotraficantes con carisma y protagonistas de ficciones televisivas, razón por la cual en México quieren prohibir las narconovelas.

Pero a lo que vamos. El anuncio expuesto en una fachada de la Plaza de la Puerta del Sol de Madrid muestra a un desafiante Pablo Escobar (versión televisiva) celebrando la Navidad con mucha sorna. El Gobierno colombiano ha puesto el grito en el cielo y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no ha accedido a ordenar la retirada del anuncio. Por supuesto las hienas de la oposición, que huelen la carroña a kilómetros, no han tardado en lanzarse sobre su presa y exigir que el anuncio desaparezca de la vía pública.

Y digo yo. ¿Qué tiene de malo que un personaje célebre, que incita al consumo de sustancias adictivas y dañinas para la salud, nos felicite la Navidad? ¿No estamos acostumbrados?

narcos

Felices 100, Kirk

100 años cumple Kirk Douglas, el hoyuelo más famoso del cine.
Lo jodido es que su mujer… ¡tiene 97!

Eso ya es amor extremo…

– Muérete tú.
– No, tú primero.
– Que no, tú, va.
– No, tonto, muérete tú…

¡Feliz cumpleaños, Kirk!

kirk

Cómic Financiero y Diccionario Ilustrado, para que no te tomen el pelo.

Dani Gove, Jate y un servidor nos lo hemos pasado de la hostia ilustrando este cómic y este diccionario para la asociación de consumidores ADICAE. Más que nada porque se trataba de dar cera a los bancos, y eso reconforta.

15250949_1297949623594981_3827204238173441316_o-1

No, no es Stan Lee. Ese señor es el Presi de ADICAE.

Son publicaciones dirigidas a un público joven. Para aquellos que se enfrentan a su primer contrato de teléfono, los que quieren comprarse una moto o los que no saben cómo administrar su paga. Pero la verdad, yo a mis 34 años he aprendido más de economía ilustrando estas publicaciones que cuando usaba las páginas salmón para envolver el pescado.

AQUÍ podéis consultar digitalmente ambas publicaciones, o podéis haceros físicamente con ellas en las sedes ADICAE.

 

El Profesor Migraña

Amigas y amigos, estoy tan emocionado. A partir de esta semana estreno en la revista El Jueves mi propia serie.

Sí, sí… ¡He creado un personaje! ¡SOY PADRE! Se llama Migraña. El Profesor Migraña. Y su función semanal será despotricar sobre temas costumbristas, del día a día. Es un tipo huraño. El clásico profesor de Humanidades que se refugia en su desordenado despacho, entre libros y revistas pornográficas de los años 70, mientras se queja de todo entre pega sorbos a una taza de café que probablemente no contenga café.

Empezamos hablando del BOOM DE LA SEGUNDA MANO, y de ahí hasta donde llegue su paciencia.

Captura de pantalla 2016-05-25 a las 14.18.28

Demasiado fea para Masterchef

Pensaba que no podía ver algo más clasista en Masterchef que las comilonas que brindan a la jet set de turno cada semana. Hasta esta noche.

En la cuarta semana de esta nueva edición del programa de cocina, los telespectadores hemos sido testigos de un lamentable y humillante capítulo que ha tenido a Esmeralda, la desempleada valenciana (así es como nos la presentan desde el inicio), como protagonista. Una concursante que puede caer en peor o mejor gracia debido a su peculiar personalidad y su empalagoso exceso de felicidad, pero que TVE, esta noche, decidió apartar por un momento sus dotes culinarias y juzgarla directamente por su físico. Ruin.

Lo hizo, además, de la mano de ese elemento tan prescindible en el show como es Eva González, una miss (o ex-miss, no sé si este tipo de títulos caducan) que, galones de pasarela por delante, decidió regalarle un inmenso favor a Esmeralda: maquillarla.

ChFMXUAWwAAOm_D

Por lo visto, según Masterchef, para ser una cocinera de primera clase es fundamental peinarse y acicalarse debidamente. Puede que no sea la única (y único) concursante que prescinda de tales cuidados, pero claro… Esmeralda es «bajita y entrada en carnes».

Y encima es tan tímida e inocente… Tanto que hasta uno de los concursantes, tras la eliminación de Esmeralda (consumada esta misma noche), afirmó que durante su estancia fue objeto de burlas y humillaciones por parte de algunos de sus compañeros. ¿Es por ello que el programa decidió obsequiarle con una «sesión de belleza» o directamente se unió a la lamentable azotaina dando el golpe de gracia?

Captura de pantalla 2016-04-28 a las 1.19.35

¿Qué será lo próximo? ¿Llevar a Jose Luis, el manchego, a un logopeda? ¿Atarle la mano izquierda a los concursantes zurdos?

Esta noche la decencia de la televisión pública nos ha puesto sobre la mesa un «León come gamba». Y lo ha hecho con tu dinero y con el mío.

Colaboraciones en Sensacine

No todo va a ser actualidad política. Una de las espinas clavadas que tenía era hacer humor relacionado con otro de mis grandes vicios: el cine. En Sensacine, desde hace algunas semanas, me quito el mono con colaboraciones animadas. Aquí os dejo algunos ejemplos.

sensacine_batmanvssupermansensacine_CAZAFANTASMASsensacine_ESTRENOSTARWARSsensacine_GLAMOURENLAALFOMBRAROJAsensacine_GOSLING_BLADERUNNER2sensacine_JENNIFERLAWRENCESEVUELVEATROPEZARsensacine_spectresensacine_TRAILERSSTARWARS

CINEMASCUPE comenta BIRDEMIC

BIRDEMIC

Este viernes 30 CINEMASCUPE aterriza en un escenario de nivelazo como es La Rambleta. Y lo hace para comentar en directo una de las nuevas joyas del cine mierder: BIRDEMIC. Una película que se ha pasado Internet y ha cosechado tal éxito que tiene hasta secuela. Bueno, secuelas tienes varias… las que se les ha quedado a los espectadores.

Para quien no conozca el show os lo resumo: Tres bufones, o sea, Javi Bóinez, Sixto X. García y Raúl Salazar, micro en mano, soltaremos chorradas, chascarrillos y sesudas críticas mientras vemos la película, que generalmente es una puta mierda. En esta ocasión actuaremos después de Miguel Noguera, así que será una noche completita.

Podéis haceros con las entradas aquí o apuntaros en el evento de Facebook para que no se os olvide, aquí.

Y si no os he convencido todavía, que lo haga Tippi Hedren.

Captura de pantalla 2015-10-02 a las 15.11.34

Trauma en el cine

Ayer, en un acto de sacrificio por la industria cinematográfica, fui al cine. Concretamente a ponerme al día con las principales nominadas a los Oscar, que son el domingo. Pillé entrada para «American Sniper», aquí «El francotirador», en otros círculos «El paletotirador».

No escribo este post para haceros un review de la americanada de tito Clint, que desde que se murió Constantino Romero ya ni dirige nada decente, sino para narraros mi traumática experiencia en las butacas de la sala, junto a los dos adolescentes que se sentaron a mi lado.

Algunos ya estaréis vaticinando lo sucedido. Que si comenzaron a gritar en mitad de la sala. Que si risas, palomitas por los aires, eructos, collejas a la vieja del asiento de delante. Pues no. Muy educados ellos. Se reían un poquito cuando algún iraquí hablaba ese castellano doblado con acento. Risa tonta.

Todo comenzó antes de empezar. Durante los trailers. Proyectaban el avance del documental de los Backstreet Boys. Por lo visto un repaso íntimo a las decadentes vidas de los populares pero ya caducados cantantes de la más exitosa banda compuesta por maromos mojabragas. Entonces escucho como uno de ellos le pregunta al otro:

– ¿Esos quiénes son?

Al principio pensaba que era la típica pregunta de coña en plan «me importa una mierda quiénes seáis porque yo soy más listo y más guapo, hijos de puta», pero no.

– Ni idea… Creo que un grupo de hace años. La primera boy band de la historia

– Ah sí, esa canción me suena…

¿¿TE SUENA?? ¿¿TE SUENA, HIJO DE PUTA?? ¡Algunos tenemos ese tema grabado a fuego en nuestra puta cabeEVERYBOOOOOODY YEEEEEEEAH!

Tras tremendo impacto tomo cartas en el asunto y adopto el rol de «metomentodo de la butaca de al lado» para puntualizar que no fueron la primera boy band de la Historia. Los primeros fueron «New kids on the block»

– Ah, ni idea, es que somos del 97

Gancho. Derechazo. Beso la lona. K.O.

Encima, al rato, mientras veo a Bradley Cooper en modo gorderas haciendo de NAVY SEAL, me doy cuenta de que me la he jugado y, para variar, he fallado. La primera boy band de la Historia fueron los Jackson 5 (uno se confunde porque también es «la primera boy band negra»).

No dejo de pensar en cómo una generación puede estar tan desconectada de los hitos culturales de la generación precedente, tan solo unos años atrás. Joder, es como si yo no supiera quiénes son, no sé… ¡Mocedades!

Mientras tanto, en la pantalla aparecen las Torres Gemelas siendo atacadas.

– Chhss… Chavales. Eso eran las Torres Gemelas. Unos edificios de Nueva York que fueron…

– ¡OIGA SEÑOR, DÉJENOS EN PAZ O LLAMÁMOS AL ACOMODADOR!

Hijos de puta. No conocen a los Backstreet Boys pero sí saben lo qué es un acomodador.

«Al caloret de las Fallas». El mejor eslógan turístico de Valencia.

Los valencianos tenemos una forma de llamar a esos días de invierno en los que a mediodía hace un sol que te torras. Solemos decir que hace «día de Fallas» cuando, a pesar de estar en la estación más fría del año, podemos acabar almorzando en cualquier terraza del centro en manga corta. No importa que todavía no estemos en los días festivos de Valencia, ni siquiera en marzo… Si hace sol, calor, pero no toca, entonces hace «día de Fallas». Pero, ¿qué es lo que convierte un día cualquiera en un «día de Fallas»? ¿El solecito? ¿El clima? ¿El calor?. No exactamente. Hace unos días la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ideó la palabra clave que define a la perfección el elemento base de cualquier «día de Fallas»: EL CALORET.

Inconscientemente, durante años andábamos buscando una palabra que definiera ese calor «que no viene a cuento», ese factor que convierte los días en «días de Fallas», ese «que a gusto se está en Valencia», ese calor que no te ahoga como en verano. Y Rita ha dado en el clavo. Aquí lo tenéis, valencianas y valencianos (valensianas y valensianos), para todos vosotros, para «tot lo món», El CALORET.

Lo presentó como se presentan las grandes campañas de publicidad. A lo Steve Jobs. Durante el día de la Cridà (el evento que inicia oficialmente la temporada fallera), ante cientos de personas, en pleno centro de la ciudad y con varios focos alumbrándola. Breve, concisa, impecable. Repitió el nuevo concepto tantas veces como era necesario. AL CALORET DE L’HIVERN. AL CALORET DEL VERANO. AL CALORET DE LES FALLES.

Bien, su dominio de la lengua valenciana no estuvo a la altura de una alcaldesa, por supuesto. La Escola Valenciana ya ha ofrecido su ayuda a Rita para preparar sus discursos y que no vuelva a tener un desliz de este calibre. Las críticas no tardaron en hacerse públicas a través de las redes sociales y la alcaldesa acabó pidiendo disculpas porque, por lo visto, «se quedó en blanco» (y en botella).

Muchos comentan que sus errores y el ridículo discurso se debió a su evidente embriaguez, y no seré yo el que lo confirme y se meta en un lío. Pero, pasados unos pocos días, tras las críticas, la vergüenza y los abucheos, lo que queda es EL MEJOR PUTO ESLÓGAN TURÍSTICO DE TODA LA HISTORIA DE VALENCIA.

«AL CALORET DE LAS FALLAS»

CALORET RITA BARBERA

Tres días seguidos coronando la lista de Trending Topic en Twitter. Apariciones en todos los medios de comunicación. ¡TAZAS Y CAMISETAS EN LAS TIENDAS DE SOUVENIRS! Cánticos populares valencianos adaptados, «La manta al coll i al caloreeeeet». Lo que Rita involuntariamente consiguió fue crear un lema que probablemente perdurará durante varios años y que define el incomparable escenario que envuelve a la fiesta fallera.

Lo hizo pasándose literalmente por el forro la lengua oficial de su ciudad, pero ¿realmente eso le importa a los turistas? ¿Se escandalizan en Madrid porque la alcaldesa de Valencia no sepa valenciano? ¿Compensa el impacto mediático este ridículo? A los valencianos sí nos duele, claro. Nos da vergüenza, y no ajena (bueno, no a todos). Pero ¿qué más da? ¿Acaso esto es lo más grave que hemos visto hacer a nuestra alcaldesa? La defensa es fácil: ¡AL MENOS HA CREADO UN ESLÓGAN! ¡SE HA SACRIFICADO POR EL BIEN DEL TURISMO DE LA CIUDAD! ¡VIVA RITA!

Así es queridos lectores. Muy probablemente, dentro de un par de décadas, CALORET acabe incluido en la Academia Valenciana de la Llengua para definir ese «calor inesperado de Valencia característico de la temporada fallera».

Jodéos publicistas, Rita lo ha conseguido antes que vosotros.