Etiquetado: colegio

Los recortes abarrotarán las clases

El ministro José Ignacio Wert planteó ayer una serie de medidas para recortar gastos en Educación y así ahorrar hasta 3.000 millones de euros.

Entre estos ajustes destaca, por ejemplo, el incremento de horas lectivas impartidas por el profesorado y el aumento del máximo de alumnos por aula en un 20%, lo que provocará una consecuencia directa al instante: el tonto de la clase recibirá un 20% de hostias más el año que viene.

Buena noticia este overbooking, no obstante, para los piojos y para aquellos alumnos que quieran copiar en clase, donde los pupitres estarán cada vez más apelotonados.

Los niños que sean castigados a estar “de pie” al fondo de la clase sustituirán a los que estén de pie por no tener sitio para sentarse. Todo está pensado.

Otro ajuste anunciado por el Gobierno indica que cuando un profesor se coja una baja inferior a diez días lectivos, no será sustituido por un nuevo docente y el propio colegio tendrá que afrontar con sus recursos la baja. O lo que es lo mismo y lo que se ha hecho toda la vida: Llamar al profesor de gimnasia y que vigile a los alumnos mientras hacen un dibujo.

Nos vamos a comer el Mundo. [Noticia]

Anuncios

Aguirre y los recorticoles

 

 

Esperanza Aguirre, como muchos otros políticos, está abonada a declaraciones incendiarias. Ayer se lanzó a por el sistema educativo afirmando que “si la educación es obligatoria y gratuita en una fase, a lo mejor no tiene que ser gratuita y obligatoria en todas las demás fases” [Noticia]. Los sindicatos de enseñanza, padres, alumnos, algún viñetista, el barrendero de mi barrio y otras muchas personas clamaron al cielo al entender lo evidente de su declaración, o sea, la limitación de gratuidad de fases educativas como el Bachillerato, la FP o el segundo diclo de la secundaria y la no obligatoriedad de algunos períodos escolares lo que contribuiría a que las futuras generaciones, en sencillas palabras, fueran cada vez más tontas.

 

Aguirre, acorralada por sus propias palabras, matizó que se refería a los masters (o másteres) de postgrado. Una declaración más a la colección, porque… ¿soy yo que vivo en otro mundo o los masters no son ni gratuitos ni obligatorios?