Etiquetado: dopaje

Enhorabuena, eres el nuevo campeón del Tour de Francia

 

Sea inocente o no, lo que está claro es que en el ciclismo profesional, o mejor dicho, en el ciclismo mediático, algo huele a podrido…

Picueto” me quedaba yo el otro día al ver este esquema del NY Times (es que yo leo prensa molona, sae o qué?): [Ay madre ¿¿pero esto qué es??]

En el gráfico se puede ver como hay años en los que los cuatro primeros clasificados del Tour dieron positivo, por diferentes causas, en los controles antidopaje. ¡Por poco nombran campeón al noveno clasificado!

Prepárense ciclistas sin nombre, desconocidos, don nadies, secundones, olvidados, ¡integrantes de un aburrido pelotón! La lista cada vez es más larga y tú, ¡tú que llegaste en aquella discreta posición! ¡TÚ PUEDES SER EL NUEVO CAMPEÓN!… (si no te chutaste algo, claro)

 

 

 

Anuncios

En el fútbol también

Ay, ay, ay… ¡Qué peligro lleva Eufemiano (qué padres más cabrones) Fuentes: “Si dijera lo que sé, adiós al Mundial y a la Eurocopa” (noticia)

Ya me extrañaba a mí que en la final del Mundial soportaran tantas hostias de los holandeses.

De garbanzos

¿Lo ve señora? Otra viñeta sobre dopaje.

– Ya, pero no sobre Marta Doppínguez.

… Oiga, mire, ¿no tiene que irse a ver el programa ese de reconstruir casas o algo así?

El hijo de Marta Doppínguez

Martaaaaaaaa, anda qué!… Que te metiste dié pastillone y no me diste ni media…no me dite ni mielda!

Vale, vale, sí, presunción de inocencia, perdón…

Obviamente no iba a dejar escapar un tema tan suculento como éste para hacer una viñeta. De hecho no va a ser la única.

– Eso siempre lo dices y al final solo haces una.

Cállese señora.

Alberto Contador se explica tras ser acusado de dopaje

Vaya, vaya… a ver si resulta que es cierto que todos los ciclistas caen en la tentación…

Hoy no he hecho viñeta. He hecho un vídeo. Me he pasado al medio audiovisual para publicar en exclusiva, aquí en “Un respeto a las canas”, las primeras declaraciones de Alberto Contador sobre su presunta vinculación con el dopaje y las causas de ello. Intoxicación alimenticia, sin duda.

Qué fuerte…