Etiquetado: confesionarios

Madrid, plagada de confesionarios portátiles

 

 

Ojo, los personajes retratados en esta viñeta son ficticios. Cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia. En realidad ellos no mean en los urinarios, lo hacen en las fuentes. [“La sangre de Cristo” Don Simón]

 

Guarros.

 

Anuncios