Madrid, plagada de confesionarios portátiles

 

 

Ojo, los personajes retratados en esta viñeta son ficticios. Cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia. En realidad ellos no mean en los urinarios, lo hacen en las fuentes. [«La sangre de Cristo» Don Simón]

 

Guarros.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s