El retrato de Bono

Todo presidente del Congreso de los Diputados tiene derecho, desde hace más de 200 años, a tener un retrato en los pasillos del recinto. En los tiempos que corren llama la atención que el último de los presidentes, socialista además, José Bono, apruebe el gasto de 86.200 de las arcas públicas para la elaboración de su retrato. A su predecesor, Manuel Marín, le bastó con una fotografía considerablemente más barata. A Pepe no. [Más info]

El actual presidente del Congreso, el popular Jesús Posada, ya se cura en salud para cuando le toque, y afirma que el presupuesto del cuadro no le parece exagerado. [Yo también quiero]

La próxima vez todos los teléfonos de los diputados, tabletas digitales y otros aparatos que salgan de las arcas públicas que se sustituyan por libretas, agendas de toda la vida y un estuche lleno de lápices.

Anuncios

  1. jasev

    … y la foto de Manolo Marín es mucho más barata que el retrato, sí, pero sigue siendo absurdamente cara. ¿Qué fueron, 25.000 euros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s