Mortadelo y Filemón se afilian al Partido Popular

por Raúl Salazar

 

Hola amigas, amigos y el resto de gente que no conozco pero aprecio.

Este fin de semana me dispuse a visitar un pueblo de Cuenca llamado Quintanar del Rey. Un retiro espiritual para un urbanita como yo que jamás tuvo pueblo. Allí me esperaban las más auténticas vivencias de la profunda Castilla-La Mancha. “Gulismeé” una boda ajena, rodeado de señoras que “licenciaban” a los novios y a todos sus acompañantes, de pie en la calle y al poco fresco que corría en plena ola de calor. Me desplumaron un ejército de mujeres jugando al burro durante un par de horas. Me harté a comer gazpacho manchego y otras delicias de la tierra. Y moví el esqueleto en la verbena de uno de los pocos pueblos de La Mancha donde, cual aldea gala, no gobierna el Partido Popular.

Pues bien, una vez os he situado en el contexto, procedo a explicaros el enigmático título que encabeza este post.

Precisamente durante ese fin de semana se distribuyó en toda casa de vecino (literalmente) un folleto informativo de la oposición, el Partido Popular de Quintanar del Rey, en el cual se subrayaban los encantos del gobierno de la Comunidad dirigido por Cospedal y se ofrecía cierta información propagandística para intentar asaltar ese reducto socialista que todavía se resiste a la invasión Popular.

 

 

Bien, todo normal… hasta que llegamos a la cuarta y quinta página, en la que, para mi asombro, aparece Mortadelo, Filemón y toda la quinta de personajes de Francisco Ibáñez hablando en nombre del Partido Popular y atacando a la alcaldía del pueblo. El Botones Sacarino asegura que los concejales socialistas dejan a su propio alcalde de lado y actúan por su cuenta. El Superintendente Vicente (del que ya sospechábamos que era un poco fachilla) se queja de gastos innecesarios en la construcción del nuevo Ayuntamiento. Ofelia critica la categoría de la concejala de cultura. Y Mortadelo y Filemón se quejan de que a los populares no se les avisa en la mayoría de los eventos, a pesar de estar dispuestos a preocuparse por su pueblo y sus vecinos. Al final, el mismo Mortadelo, sonriente, pega un cartel que reza: “El Alcalde tendió la mano en la toma de posesión, disfrazándose de ángel, y en estos momentos, sin alas y sin poder volar, el beso de Judas nos da”. Una forma de expresarse muy de Mortadelo… claro que sí.

 


 

Obviamente las ridículas guerras políticas de este tipo ni me van ni me vienen. Lo que realmente me llamó la atención, como es evidente, es la libertad con la que se ha empleado, para beneficio político, el abanico de personajes creados por el dibujante Francisco Ibáñez y de cuyos derechos él mismo es propietario. Efectivamente el Partido Popular podría haber contactado con el autor y hacerse con los derechos de imagen, pero… no, no ha sido así. De hecho esta mañana llamé a la sede del Partido Popular de Cuenca comentando mis dudas. No supieron darme respuesta pero prometieron que me llamarían pocos minutos después. Así fue. Hace un rato he recibido una llamada del Partido Popular de Quintanar del Rey. Una vez expuestas mis observaciones sobre el folleto, la mujer al otro lado del teléfono, como responsable directa de la difusión del mismo, me argumentó que, efectivamente no cuentan con ningún tipo de autorización por parte del autor, y es más, no se preocuparon de conseguirla.

Reconociendo una más que posible mala praxis, justificaron los hechos de la siguiente manera:

– Las imágenes las encontraron en Internet, como otras veces han hecho, y aunque en ocasiones la misma imprenta se ha negado a realizar la impresión de objetos escaneados u otro contenido susceptible de estar sujeto a derechos de imagen. Este no fue, por lo visto, uno de esos casos.

– El folleto SOLO se ha distribuido en Quintanar del Rey.

Quintanar del Rey tiene aproximadamente una población de 8000 habitantes. Un pueblo, como muchos otros, pero no por ello hay que dejar de atender las responsabilidades más básicas a la hora de realizar este tipo de material informativo. Mortadelo y el resto de personajes pertenecen a un patrimonio cultural reconocido por gran parte de la sociedad, independientemente, además, de su edad. Es reconocido por la mayoría de los niños y simpatiza con un gran número de generaciones. Y el Partido Popular vincula de manera directa la imagen de estos personajes a su discurso político.

¡Y qué coño! ¡Que Mortadelo no se toca!

 – Adjunto en este enlace un vídeo para demostrar que las páginas expuestas pertenecen al mismo documento denunciado.
 
ACTUALIZACIÓN 13/08/2012 23:30

El diario digital Huffingtonpost se ha hecho eco de la denuncia y ha contactado con Ediciones B, quienes ya se han pronunciado al respecto asegurando que no han dado ningún tipo de permiso para el uso de las imágenes. [+ info]